Estos días azules

Espacio dedicado al recuerdo, al mundo natural, la educación...Lugar sereno.

28 noviembre 2008

El proyecto CRIE cumple 25 años

¡Felicidades! Los CRIE (Centro Rural de Innovación Educativa)han cumplido 25 años. Comenzaron llamándose CRIET porque la T hacia referencia a Teruel. El proyecto educativo se instaló en nuestra provincia para en los últimos años hacerlo extensivo a otras.
Aparecía un proyecto de innovación muy ambicioso y dentro del programa de educación compensatoria. El objetivo de estos centros era compensar aquellas limitaciones y carencias que sufrían algunas escuelas unitarias de los pueblos de Teruel. La manera de conseguirlo, trasladarse a los CRIET durante 15 días por trimestre los niños de los pueblos para convivir con otros niños de pueblos situados alrededor . Recuerdo que en un principio no estaba la figura del Colegio Rural Agrupado y el papel de estos centros tenía un peso muy fuerte.. Con los años, las convivencias se han reducido a una semana por trimestre. En el CRIET conocían los niños nuevos compañeros, trabajaban en equipo,disponían de la posibilidad de realizar talleres de teatro,excursiones culturales, fotografía, radio... Ahora ya podían formar un equipo de fútbol porque había suficiente número de jugadores. Esa escuela unitaria de cinco alumnos pasaba del aislamiento a la convivencia. Aunque sólo fuera por unos días al trimestre. Algunos maestros también iban al CRIET y cooperaban con sus colegas. Ya no se estaba tan solo.
Las instalaciones de los centros eran y siguen siendo, como un colegio menor: aulas de estudio, informática, ocio, cocina y comedor, salón de actos, dormitorios... Los niños además aprenden a ser autónomos porque se ven en la necesidad de hacer las camas, colgar la ropa en el armario, ducharse todos los días, comer fuera de casa,etc.
Actualmente en la provincia de Teruel existen tres CRIE en las localidades de Alcorisa, Calamocha y Albarracín. Los chavales siguen acudiendo a su cita, a partir de 4º, todos los años. Además, de manera voluntaria. Todas las convivencias se trabaja un centro de interés y ese espíritu de convivencia sigue vivo. ¡Cuántas amistades se han forjado a raíz de los CRIE!
La provincia de Teruel si por algo se caracteriza a parte del frío y la despoblación, es que las altas esferas educativas, la cúpula, como diría un buen amigo, se fija en nosotros. Algo parecido pasó cuando aparecen después los CRA (Colegios Rurales Agrupados), el proyecto Aldea Digital, hoy Ramón y Cajal, que consistió en dotar a cada escuela de pueblo de un ordenador y conexión a TV para ver muchos canales. Aún me acuerdo que estaba en un pueblo de maestro y cuando me llamaban por teléfono venía la vecina corriendo a avisarme porque entonces no había móviles ni teléfono en las escuelas. Lo primero que tuvieron que hacer los técnicos fue poner la línea telefónica para navegar por internet.
Mi Cra, el Cra Teruel 1,este año cumple también 20 añazos (1988-2008). Estoy muy satisfecho de formar parte de un Cra que fue el primero de la provincia. Desde el año 1993 pertenezco a él y espero seguir haciéndolo por muchos años. Creo que en estos temas ha acertado la política educativa. Felicidades CRIET.

25 noviembre 2008

El Caminito del Rey

22 noviembre 2008

"T" de Calidad al Grupo Alpino Javalambre


El pasado miércoles 12 de noviembre la Diputación Provincial de Teruel hizo entrega en Navarrete de la "T" de Calidad al Grupo Alpino Javalambre como empresa de turismo activo
¡Enhorabuena compañeros! Me hace gracia lo de empresa porque la relacionas con gestores, informáticos, directivos, diseñadores, estrategas, publicistas... y resulta que encuentras a tu alrededor a compañeros y amigos que sí que gestionan y estimulan el ocio en el medio natural a modo de senderismo, escalada, esquí... pero de forma completamente gratuita y desinteresada. El GAJ es una empresa de amigos que se juntan los martes a las ocho de la tarde en un local cedido por el Ayuntamiento de Teruel para charrar, planificar salidas al monte y convivir. Los hay que llevan 22 años trabajando para los demás, para nosotros. Para que el tercer domingo de cada mes podamos practicar la actividad de senderismo. Y a veces, somos poco pacientes y se derivan quejas porque llueve, no se localiza agua, nos hemos desviado de la ruta... Considero que es un reconocimiento merecido totalmente. Pedro, Alfonso y Manolo fueron nuestros grandes representantes en la ceremonia de entrega. Grandes de verdad, amantes y conocedores de la montaña, amigos de sus amigos y buena gente. Pertenezco a una empresa que me gusta mucho. La empresa de la amistad.

21 noviembre 2008

Cuanto costaba un café en los años 50


Eran los años 50 y los maestros de las escuelas disponían de un recurso de absoluta necesidad: "Sugerencias y Ejercicios" de la Enciclopedia Álvarez. El índice de Tercer Grado, por ejemplo, estaba formado por el Prólogo, Religión, Historia Sagrada, Lengua Española, Aritmética, Geometría, Geografía, Historia de España, Ciencias de la Naturaleza, Formación del Espíritu Nacional (Niños)
Lecciones Conmemorativas, Formación Familiar y Social (Higiene), Formación Política (Niñas), Conmemoraciones escolares, Dibujo, Trabajos Manuales, Temas de Lenguaje, Educación Física (Niños), Educación Física (Niñas), Labores, Música (Niñas), Canto (Niños y Niñas) y Pruebas Objetivas.
Este Libro del Maestro entre infinidad de enseñanzas, consta de lecciones de problemas.

Es a donde quería llegar. Si se leen despacio, se podrá observar el valor de las cosas, los objetos y situaciones que eran cotidianas en las familias españolas de los años 50. Hoy, año 2008, han cambiado las cosas. Ahora se realizan problemas matemáticos con las Nuevas Tecnologías y la mayoría de ejercicios están desarrollados en "Flash". Estamos inmersos en otras dimensiones.
Sacad vuestras propias conclusiones y por unos instantes cerrad los ojos e imaginad cómo eran los años 50.

"El más pequeño de 5 hermanos tiene 3 años, los otros cuatro tienen 2, 5, 7 y 10 años más que él. ¿Cuántos años tiene cada hermano? ¿Cuántos años tendrán entre todos dentro de 15 años?"

"Una mesa y una cama me costaron 1.893 ptas. La mesa valía 458 ptas. ¿Cuál es el valor de la cama?"

"He cambiado un caballo, valorado en 16.470 ptas. por una moto valorada en 12.890 ptas. ¡Cuánto dinero me tendrán que dar aún?

"En una escuela hay tres clases: la 1ª tiene 40 alumnos; la 2ª, 7 menos que la 1ª, y la 3ª, 45 menos que las dos primeras juntas. ¿Cuántos alumnos hay entre las tres clases?"

"Un padre de familia gana 36 ptas. diarias, y un hijo suyo, 12 pesetas menos que él. Si los gastos diarios de la casa ascienden a 43 ptas. ¿Cuánto le sobra cada día?"

"José tiene 3 duros, pero para comprar un balón necesita tres veces más. ¿Cuántas pesetas cuesta el balón?"

"Un obrero gana 48 duros cada semana. ¿Cuántas pesetas ganará en un año?"

"Un coche gasta 10 litros de gasolina por cada 100Kms. de recorrido. Si la gasolina vale 4 ptas. el litro, ¿cuánto habrá gastado en el viaje de ida y vuelta a una ciudad situada a 135 Kms. de distancia?"

"Se han comprado 32 docenas de huevos a 17 ptas. la docena y después se han vendido a 2 ptas. cada uno. ¿Cuánto se ha ganado?"

"Con el importe de la venta de 345 Kgs. de garbanzos, a 7 pesetas Kilogramo, he comprado un traje por 148 duros. ¿Cuántas pesetas me han sobrado?"

" Las ruedas de un carro miden 3 metros alrededor. ¿Cuántas vueltas tendrán que dar para recorrer 42.780 metros?"

"Con 32.140 ptas. compré 17 ovejas y un caballo. Si las ovejas me costaron a 93 ptas., ¿cuántos duros valió el caballo?"

"Un tren que salió a las 8 horas llegó a su destino a las 16 horas. Si paró por el camino 35 minutos y anduvo 45 Kms. po hora, ¿qué camino recorrió?"

He comprado 6 Kgs. de café y 3 de azúcar por 516 ptas. y después he vuelto a comprar 1 Kg. de café y 10 de azúcar por 200 ptas. hallar el precio del Kg. de café y del Kg. de azúcar"

El niño

Ayer, aunque para mí sigue siendo hoy, fue uno de esos días especiales. Especial porque me he dado cuenta una vez más de la influencia que podemos ejercer en nuestros discípulos.
Comenzaba mi clase felicitando personalmente a cada niño. Los peques, entre sorprendidos y no sabiendo exactamente lo que pasaba. Los mayores, apostillando que hoy no era su cumpleaños. Es verdad, no es vuestro cumpleaños porque es el Día Universal del Niño. Quería expresar mi alegría hacia ellos y comentar los principios de la Declaración de los Derechos de los Niños. Derechos como un nombre, una nacionalidad, una educación, una sanidad... Quería hacer un alto en el camino hoy. Pocos días me acuerdo lo que son. No recuerdo siempre las fechas de cumpleaños de mis amigos y en cambio hoy era 20 de noviembre. Y los niños y niñas escuchan. Cuando comentaba a los infantiles que muchos niños no tienen escuela, añade una niña de cinco años que en el pueblo de su mamá tampoco tienen. Pero desgraciadamente no son casos semejantes. Con otro grupo, al preguntar si les decía algo esta fecha, me ha respondido uno que fue cuando Franco se murió. Seguidamente pregunto si sabían quién fue Franco. Uno me ha respondido que un rey, otro un militar y una niña un dictador. Me imagino que verán los jueves por la noche la serie "Cuéntame como pasó". Había llegado el momento de decir que hoy era un día azul y no gris porque era el Día Universal de la Infancia. Hemos visionado el vídeo de "Cantinflas, cuando todos los niños del mundo" y un nudo en la garganta se me ha hecho. Al finalizar el audiovisual, les he enseñado el brazalete MUAC de Médicos sin Fronteras. Todos querían probar el grado de desnutrición. Todos y todas marcaban un verde estupendo. Ha sido una mezclita de sentimientos. De pensamientos buenos creo. Tampoco quiero mostrarme como una tarta con velas que sólo recuerda y sacude conciencias el día del recuerdo. Porque los derechos de los niños y niñas, se han de intentar conseguir a cada momento. Hay que alimentarlos con calidez, ternura y comprensión todos los días. También con mucho dinero que tendrían que aportar los Estados poderosos y Entidades privadas. Desviar las inversiones multimillonarias a veces estúpidas hacia lo terrenal, hacia los necesitados. Basta ya de injusticias. ¿Ingenuidad? No, ilusión.

20 noviembre 2008

Cantinflas, cuando todos los niños del mundo



Pornografía infantil no


13 noviembre 2008

Las tabas




NÚMERO JUGADORES: DE 2 A 4 ESPACIO: REDUCIDO INTENSIDAD: BAJA: EDAD:+ 10 AÑOS APLICACIONES: COORDINACIÓN, MATERIAL: 4 TABAS (astrágalo, hueso de la pata de los corderos) Y UN PITÓN(canica grande)
La taba es un hueso pequeño que tiene forma de prisma rectangular. Cada cara, según su forma, tiene un nombre. Hoyos es la cara donde el hueso tiene una pequeña hendidura, tripas es la cara que sobresale hacia arriba (panza), lisos es la cara lisa y más uniforme y finalmente carneros es la cara del hueso que se retuerce como un cuerno.
Un jugador se sienta en el suelo con las piernas abiertas y lanza todas las tabas al aire. Consiste en colocar todas en una posición. Por ejemplo, hoyos. Si han caído dos tabas en hoyos y las otras dos no, lanzará ahora el pitón al aire y antes de cogerlo, sin que se le caiga, tendrá que dar la vuelta a las tabas para colocarlas todas en hoyos.
La siguiente ronda es otra parte como por ejemplo, carneros. Se hace la misma operación. Primero se dejan las que han caído en carneros, si hay alguna, y después se van dando la vuelta a las otras: con una mano se da la vuelta y con la otra se lanza el pitón y se espera a recibirlo sin caerse.
Cuando se cae el pitón al suelo, pasa a otro jugador el turno de juego.
Normalmente, cuando se tiran se elige la posición que más se ha repetido porque así no se tendrá que dar la vuelta a tantas tabas.
Recordamos que la vuelta a las tabas se hace antes que el pitón caiga en la mano. La suerte en este juego también va a influir así como la habilidad y coordinación óculo manual.
OBSERVACIONES: Los mismos jugadores ponen las reglas. Por ejemplo, tener que dar la vuelta a todas de una sola tirada de pitón. Jugar con más tabas, etc.

09 noviembre 2008

El Salt de la Portellada

Este fin de semana me he escapado a la Comarca del Matarraña o Matarranya. Una tierra para mi especial.

Especial por su paisaje, su fuerza, la amabilidad de sus habitantes, la arquitectura de los pueblos, la gastronomía y sus vinos. Una zona que recomiendo sea visitada. Para muchos turolenses, desconocida y en cambio, no tan lejos. A continuación os dejo un pequeño botón de muestra. Es "El Salt" situado en el término de La Portellada. El río Tastavins hace un recorrido para unirse al río Matarraña. En un punto, hay un cortado de 20 metros. Es cuando se precipita éste al vacío rompiéndose abajo en pozas cristalinas. ¿Cataratas del Niágara? No, el río Tastavins (disculpas por la calidad del vídeo ya que está grabado con la máquina de fotos)


Historias de vida: la escuela de mi pueblo

A continuación os presento un relato de María, una mujer de 80 años que nos cuenta una gran vivencia de su infancia. Vivencia relacionada con la escuela. Una escuela que tuvo un antes, el que narra, y un después, la guerra civil. Ese después, será para otra ocasión.

"Era una escuela espaciosa, con grandes ventanas por donde entraba abundante el sol. Los inviernos que eran muy fríos, se encendía una gran estufa de leña que daba un buen estar a la escuela.
Cuando yo fui por primera vez a la escuela, me asustó ver tantas niñas, había más de sesenta de todos los cursos y colores. Como la maestra le faltaba tiempo para enseñarnos las primeras letras, nombraba a otra alumna de las mayores para repasarnos la cartilla y aprender las primeras letras, que dicho de paso eran muy pegonas. Para cuando empezábamos a escribir no a todos les compraban cuadernos porque decían sus padres que estropeaban mucho papel; así que les compraban una pizarra pequeña, que no pesaba mucho y algunas madres les hacían una bolsa de tela para llevarla dentro y no romperla. Otras niñas del papel de estraza que daban en los envoltorios de las tiendas si estaba limpio los cortaban en trozos y luego cosidos todos juntos como un cuaderno. Escribíamos siempre con lápiz, entonces no conocíamos el bolígrafo. En cada mesa había un agujero donde se sujetaba el tintero, pero tenía que pasar mucho tiempo para que te dejaran escribir con tinta, porque se hacían muchos borrones y la maestra no te lo perdonaba.
El libro que más recuerdo para estudiar era una enciclopedia que era pesada para mi edad, letra muy pequeña, sin apenas grabados. En la misma enciclopedia estudiaban mis dos hermanos mayores que yo, por eso llevaba desventaja, porque a mi casi nunca me llegaba a tiempo. Bien es verdad que en la escuela teníamos libros de lectura que cuando teníamos que leer nos ponían a todas formando corro y nos íbamos pasando el libro tal como ibas leyendo.
Recuerdo había un libro que me gustaba muchísimo. Su título "Fábulas de Iriarte" era con unos dibujos muy graciosos en color y la letra grande. El día que podía conseguir para leerlo me parecía tener una joya en las manos. A mis ochenta años, aún me acuerdo de todas esas fábulas, me las aprendí de memoria. ¡Qué felicidad si alguien me hubiera regalado un cuento!, aunque yo aún doy gracias que mi madre me contaba muchos. También así se puede ser feliz.
A pesar que asistíamos tantas niñas en la misma clase, había mucha disciplina. La maestra no nos dejaba pasar una. A mi no me gustaba llegar tarde porque si ya habían entrado a la escuela, tenías que cruzar toda la clase hasta llegar a la mesa de la maestra y decirle: Buenos días. ¿Ha desayunado usted bien? a lo cual te contestaba: bien, vete a tu sitio y mañana sé puntual.
Queríamos a la maestra pero a la vez mucho respeto. Cuando salía a la pizarra si fallaba en algo, te sujetaba el pelo y coscorrón contra la pizarra. Por la mañana entrábamos en clase a las nueve y salíamos a las doce porque era la hora que salían los padres del trabajo. La tarde del jueves se dedicaba hacer excursiones y los sábados también asistíamos a clase. Las mañanas dábamos Lengua, Matemáticas, Dictado, etc. y las tardes las dedicábamos a las labores, coser, bordar, encaje de bolillos. Hacíamos cosas muy bonitas. Luego a final de curso, se hacía una exposición que venían las autoridades y muchos padres a verlo. Los chicos se lucían exponiendo sus mejores cuadernos y unos dibujos muy bonitos.
Las niñas estaban separadas de los niños. Salíamos todos al recreo pero no nos juntábamos con ellos, los juegos eran completamente distintos. Nosotras siempre al corro y a la comba y si no corriendo persiguiendo a otras chicas diciendo Tú la llevas. Cantábamos infinidad de canciones. Me acuerdo de muchas de ellas: Estando el señor Don Gato, Han puesto una librería, El cocherito lere, Los hijos de Severino, Mambrú se fue a la guerra, En el fondo del mar. Siempre se hacían cortos los recreos.
Aún no tenía nueve años cuando estalló la guerra del 36. Ahí cambiaron todos mis hábitos, pero eso es harina de otro costal que no merece la pena recordar ahora. Pero siempre estará mi pensamiento en mi primer día de clase en la escuela de mi pueblo.

06 noviembre 2008

Cada cual con sus recetas

05 noviembre 2008

Miravete de la Sierra, el pueblo en el que pasó algo

Hoy se conocía la noticia que en Miravete de la Sierra había fallecido un hombre tras esperar hora y media la ambulancia. Se daba la triste casualidad que había unos desprendimientos en la carretera y estaba cortada y los servicios sanitarios han tenido que dar la vuelta por Aliaga y ahí la tardanza para poderlo socorrer. Cosas desafortunadas que suceden y habría que intentar evitar.

04 noviembre 2008

El niño con el pijama de rayas


"La niñez está llena de colores, olores, pero la inocencia se va cuando la razón la introduce en la oscuridad"
Así comienza la película basada en la novela de John Boyne con el mismo título y que se publicó en 2006. Una cita magnífica, profunda y verdadera. Casi me quedo con la cita, sólo con la cita y con las ocurrencias deliciosas del niño protagonista Bruno. La misma inocencia que tuvo en la película "La vida es bella" el hijo de Wido. Esa niñez de colores y olores, salvó al niño de la derrota y el desaliento. Esperó pacientemente su recompensa, su tanque. Quizás la razón no nos lleve a la oscuridad pero sí a veces al tormento, desilusión, incomprensión, egoísmo, maldad, odio... Quizás la razón sí que nos conduce a la oscuridad. Volver a ser un niño. Soñar con los olores de la ropa nueva, el granero lleno de paja, el color del agua de la acequia. Me quedo con la cita, una hermosa cita.