Estos días azules

Espacio dedicado al recuerdo, al mundo natural, la educación...Lugar sereno.

21 marzo 2009

El perche


Esto es lo que había colgado en el perche de mi casa en 1979. Ahora el cañizo ha desaparecido por el ladrillo y por desgracia también se esfumaron las ricas morcillas que hacía mi madre.
Casas de pueblo, las mejores.

(Gracias Víctor por recuperar estos bellos testimonios de nuestra vida)

2 comentarios:

Pero... además de los productos y derivados de la matanza del cerdo -morcillas, chorizos, güeñas, lomos y costillas en adobo, longanizas y "bolos"- en los perches y falsas de las casas colgaban los productos del otoño: manzanas, higos secos enharinados, peras de invierno, orejones, membrillos, granadas -mangranas-, nueces y almendras, el caqui -a partir de Todos los Santos-, los ramos de azarollas, la miel y el mostillo o arrope. En fin, no era sólo la vista de todo lo que se guardaba para encarar el invierno, sino esa amalgama de olores a cosas buenas que aún hoy recuerdo, y de modo muy particular, cuando madre venía del horno con tortas de huevo y de chichorretas, sequillos, magdalenas y mantecados. ¡Qué olor a pan y masa de horno caliente!
 
¡No sigas que me derrito! Un beso.
 

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Estos días azules.Gracias por tu comentario y feliz día.