Estos días azules

Espacio dedicado al recuerdo, al mundo natural, la educación...Lugar sereno.

16 abril 2009

La luna en peligro

Corría el año 1945 en Castellote y las funciones de teatro aparecían en todo su esplendor. Un estupendo grupo teatral local subía a los escenarios asegurándose en cada pase el éxito.
Fue en esa época cuando María oyó por primera vez recitar a Beatriz Hernández un relato que les aseguro a ustedes que no tiene desperdicio.
Les invito a que lo lean despacio comprendiendo e imaginando los "giros baturros". Yo lo he transcrito lo mejor que he podido y sabido. Cuando vuelva a estar con María intentaré mostrar el cuento de forma oral y relatado con su peculiar acento baturro.

LA LUNA EN PELIGRO

" En el corral de una casa que a gusto describiría si las descripciones fuesen para mi cuento precisas, encontrábanse una noche el chico de la Jacinta, el del tío Destripacuencos y el de la tía Revesilda.
Según cuenta todo el mundo que los conocía, eran los tres más rematados tontos de cuantos ha habido en Ricla. Dato del cual es preciso que ustedes tengan si han de juzgar verosímil lo que en el cuento se diga.
Pues señor, hacía un rato que se hallaban en la digna tarea de divertirse jugando al mus o a la brisca; pues esto no ha podido comprobarse todavía, cuando uno de ellos a mitad de la partida se acordó que la burra, por descuido o por desidia, estaba sin beber agua desde las doce del día.
- ¡Ridiez y que sed estará pasando la pobrecica! Pos la falta de bebida se le habrá puesto la garganta más seca que la suela de la alpargata.
- Pus... ¡ala! ¡ala! Ate prisica y llévale agua a la burra no sea cosa que nos la mate la sequía.
Encaminose el hombre al pozo, miró cosa inaudita. Vio en el fondo retratada sin que faltase una línea... ¿qué se figuran ustedes? Pues la luna que lucía aquella noche en el cielo, redonda, brillante y limpia.
Dio un grito de asustado el chico de la Jacinta y exclamó:
- ¡Buena la hicimos!
- ¿Qué?
- Que sa caído la luna al pozo.
- ¡Mentira!
- ¿Mentira? Acercarus y la veréis.
- ¡Toma! pues si es verdad.
- ¿Y cómo hemos de sacala?
- Ay, pues con el pozal. Pero daros prisica.
- Mira hay que dale la noticia al alcalde pa que se entere enseguida y lo es que como haiga venido al pueblo con intenciones dañinas.
- Sí, sí... como haiga venido a cobrar la contribución ya pue romper los recibos sino quie cobrar una paliza.
Aquí vieran ustedes a la Clara Pinta, el talento y la cultura del chico de la Jacinta, del del tío Destripacuencos y de la tía Revesilda.
Tiraron el pozal dentro del pozo y empezó la ascensión peligrosísima.
Pero lo grave del caso fue que al intentar subirla, se enganchó la soga en un clavo que dentro del pozo había y entonces... pasó lo que cualquiera adivina.
Y es que estuvieron lo menos dos horas tira que te tira sin resultado ninguno pues el pozal no subía.
- ¡Ridiez, sí que debe estar gorda!
- Pesa un buen recao de libras.
- ¡Quiá! Po que tenga dinero dentro.
- Tendrá huesos y tripas igual que cualquier persona.
- ¡Riconcho! ¿Y esas manchas chiquiticas que son?
-
¿Serán sabañones?
- O po que sea tiña.
- ¡Pues por eso no tendrá pelo!
- Mira que bien se le ven las cejas y las encías.
- Paice toda la cara de la tía Gumersinda.
- ¡Quios! Tiremos deprisa otra vez que la noche se nos echa encima.
Tiraron los tres al mismo tiempo y tal fue la sacudida, según cuentan los cronistas, que rompiéndose la soga cayeron los tres de espaldas y a la que estaban tendidos en el suelo dirigió la vista al cielo el chico de la Jacinta y al ver brillar la luna igual que todos los días exclamó:
- ¡Buen gotecico has dau, maña! Trebajo nos ha costao sacala pero miala, ya está allá arriba".



2 comentarios:

Me encantaron muchas cosas que encontre aquí y siyo tendria un pueblo como el tuyo ,dos por tres me iría para allí ,feliz domingo un saludo desde israel.
 
Gracias Helen. Tu espacio Meditaciones en el mar Rojo tiene muchas cosas en común con Estos Días Azules. Creo que buscamos lo mismo: sosiego, paz y amor.Saludos desde Teruel.
 

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Estos días azules.Gracias por tu comentario y feliz día.