Estos días azules

Espacio dedicado al recuerdo, al mundo natural, la educación...Lugar sereno.

01 abril 2009

¿Vale la pena?




Estas tres fotografías son del pantano de mi pueblo y tomadas desde diferentes puntos. Está ubicado en un paraje de una belleza impresionante. Refugio de infinidad de especies animales y de plantas. Enclavado en el Maestrazgo turolense saluda a los turistas con su fuerza, carácter, expresión, sosiego y luz.
Pero un brazo del gran lago lo han amputado: explotación a cielo descubierto de arcillas. Poco a poco la enfermedad se expande como si de la lepra se tratara. Una epidemia que está desgarrando su piel y levanta fuertes heridas que no cicatrizan. Cae el dolor en mi querido pantano. Desolación y estupor por lo que ven mis ojos.
¿Por qué queremos apostar? ¿Acaso por el turismo rural y natural? No creo. Esta sinrazón aunque impune legalmente, es un ataque atroz a lo natural.
Con actuaciones como ésta mal vamos.
No sólo morirán los ríos en el mar sino que también un rincón excepcional de mi pueblo y parte de mi corazón.
Es un poco contradictorio también si analizamos estos enlaces que nos proporciona el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón: Red Natura 2000(1) Zonas de Especial Protección para las Aves de Aragón(2) ZEPA Río Guadalope-Maestrazgo(3 el embalse de color azul es el de las fotos)

6 comentarios:

No, no vale la pena. Es una putada, con todas las letras. Ya está bien de intentar hacer del mundo rural una mala copia del urbano.
 
Juan, es tremendo porque es una explotación a cielo abierto de una mina de arcillas...
Gracias por tu comprensión. Un abrazo y felices vacaciones (cuando lleguen, claro).
 
Se llevaron el carbón y la vida de nuestros mineros.
Se llevaron las ilusiones y los sueños.
Se llevaron la electricidad de nuestros saltos de agua.
Se están llevando nuestro paisaje.
¿Que nos dejan?
 
Creo que un problema fundamental es que los intereses empresariales por obtener ese recurso, la arcilla -en relación a la demanda de la sociedad hacia los productos que con ellas se producen, y hay estamos todos- se imponen sobre la voluntad de los habitantes y del medio ambiente.
El tema se agrava porque en la mineria de arcillas, no se han podido presentar experiencias de restauración, que garanticen que habrá un después. Y no pueden presentar esas experiencias porque no se invierte en investigación para afrontar la restauración. El modelo que se sigue es el colonizador, al que los países occidentales se han acostumbrado para obtener sus recursos al menor coste posible, sin importarle las consecuencias que ocasiona en aquellos que suministran las materias primas.
Lamentablemente esa no es la única explotación ni la última. La zona contempla varios proyectos más.
 
Anónimo, querido, nos dejan la voz, el recuerdo y la lucha.
Ängel, gracias por participar en estos "centros de interés" porque tus palabras y consejos siempre serán bienvenidos. Me gusta la palabra investigación y restauración. Me asusta "varios proyectos más..."
¿Está todo definido? ¿Podemos intervenir de algún modo...?
Abrazos llenos de sol y con sonidos de la alondra que ya ha llegado a mis campos.
 
Hay que estar pendientes de BOA y alegar, aunque solo sea para exponer otros valores de territorio, los sentimentales, los que simbolizan nuestra identidad. La identidad que se pierde, como se perdio un pueblo hundido en el pantano, SANTOLEA.
Cualquier noticia sobre actuaciones en Castellote, te la ire haciendo llegar.
 

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Estos días azules.Gracias por tu comentario y feliz día.