Estos días azules

Espacio dedicado al recuerdo, al mundo natural, la educación...Lugar sereno.

21 agosto 2009

Modelar con plastilina

Observo, cada vez con más frecuencia, que aumentan las obras municipales de nuestras ciudades. Sé que es el momento circunstancial. Pero no quiero referirme a los proyectos en concreto que se están ejecutando sino más bien al quitar y poner de muchas actuaciones urbanísticas.
No pido que las construcciones perduren en el tiempo como la catedral románica de Jaca, las torres mudéjares de Teruel o el acueducto romano de Segovia. Sé que a pesar de los avances de nuestro siglo, no dura algo para toda la vida. Pero por lo menos, si que me gustaría que aquellas obras que se han ejecutado con dinero público aguanten en pie por lo menos una década. No exagero. Estoy presenciando obras que se terminaron en su día como plazas,"chocolateras", jardines, rondas, aceras...que han sido tan fugaces que creo que ni existen documentos gráficos al respecto. Fugaces porque lo que se acordó en su momento, hoy ya no vale y hay que cambiar. O porque no funciona o se ha roto. Un parque que no tiene ni cinco años, se desmonta por completo y a hacerlo de nuevo...
Y mientras tanto, dinero y más dinero. El que se invirtió antes y el de ahora. La verdad, que es poco ejemplarizante y manifiestan estas actuaciones una sensación de despilfarro, sálvese quien pueda y chapuzas S.A.
Me gustaría que las obras acabadas durasen por lo menos más de diez años. Que todos nuestros administradores hagan pactos duraderos para ejecutar bien y exigiendo proyectos serios con máxima responsabilidad política, técnica y humana.
No hagamos como los niños pequeñitos en la escuela cuando se les da plastilina que sólo hacen y deshacen con tanta velocidad que pasa la clase y lo único que se encuentra la maestra es que han mezclado todas las barras de colores apreciándose una bola oscura y fea.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Estos días azules.Gracias por tu comentario y feliz día.