Estos días azules

Espacio dedicado al recuerdo, al mundo natural, la educación...Lugar sereno.

24 enero 2010

Fiestas de invierno

Existe un espacio en nuestros pueblos que cada vez está tomando más protagonismo. Me refiero a las fiestas de invierno. No son tan ruidosas y multitudinarias como las diseñadas en verano,pero presentan otras virtudes como la denominación de origen. Auténticas y nacidas desde el pueblo y para los del pueblo.
San Antón, San Fabián y San Sebastián, San Macario, San Blas son sólo algunos santos que han convivido a lo largo de los años entre los habitantes de los pueblos.
Las fiestas del frío son algo más que eso, son el testigo de lo verdadero, de la tradición de los que se quedaron en el pueblo y ante una hoguera o una dulzaina, reviven momentos que antes conmemoraron nuestros abuelos. Se siguen juntando para celebrar las personas. Pero en estos casos, los encuentros no son multitudinarios y anónimos. Se buscan los seres que apacentan el invierno, aquellos que amasan la noche fría y la escarcha con sus presencias. Así, se disponen alrededor de una mesa personas a las que todo el mundo conoce por su nombre. Se charrotea más y se respira más hondo. Porque la tradición es sabia, humilde, certera y con sentido común. Esta fiesta no tiene nada que ver con lo abstracto y deforme de las fiestas de agosto. Embriaga y no es mortífera y letal como las otras.
Porque yo prefiero la hoguera al cañón de humo, la bota de vino al cubata en vaso de plástico, la panceta a la brasa al lecho de foie con virutas de jamón, la dulzaina y las albadas a la música "bacalao".
Son un homenaje a no olvidar a nuestros antepasados y nuestra tierra. Tuvieron una vida dura y áspera en el mundo rural e imagino que cuando venía la fiesta sería lo más grande para ellos. Por unos días se olvidaban las penas. Por eso, no podemos abandonar lo que ellos empezaron.
Fiestas de invierno, sí gracias.

4 comentarios:

Recuerdo una fiesta de la matanza en Formiche estupenda, con gachas...mucho frío y muy buen rollo con tooooooooda la gente del pueblo¡tengo fotos!
 
Oh!el matacerdo. Muy importante en la cultura popular. Sigue hoy en día. Es una tradición tan especial que a pesar de sacrificar a un animal, la Administración competente no obliga llevarlo al matadero por exigencia legislativa. El "matacerdo" se salva por ahora...
Un abrazo.
 
Debe ser un lugar maravilloso, me gustarísa ir algun día^^
 
Así es keko. Estás invitado.
 

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Estos días azules.Gracias por tu comentario y feliz día.