Estos días azules

Espacio dedicado al recuerdo, al mundo natural, la educación...Lugar sereno.

29 marzo 2010

Primavera

Has regresado amiga mía. Te reconocí enseguida. Tu perfume y sonidos al andar hacen de tí inconfundible. ¡Cómo me gustas! Tan jovial, alegre y extrovertida. No te dejaban entrar, ¿verdad? Ese señor tan serio y de carácter helado le ha costado irse a dormir.
Espero que duerma de un tirón y no venga más hasta otro año. Tú ahora aprovecha tus encantos. Libera a las aliagas, al romero y al cernícalo. Colorea los valles, cerros y parameras. Haz que las riberas suenen como polifónicas emplumadas. Es tu turno. Diviértete y arrulla a los nacidos. Cobija cada hueco de chopo y sé azul para que las torcaces encuentren siempre su pino.
Lávate con aguas abundantes para que los centenos y trigales crezcan a tu lado. Que tu sol caliente las piedras de la lagartija colilarga. Exuberante dama, te esperaba. Bienvenida.

14 marzo 2010

Mi amigo Felix Rodríguez de la Fuente


Siempre te recuerdo. Emigraste hace treinta inviernos un día como hoy. Como a tí te gustaba, al lado del sol y el cielo azul. Cerca de montañas y fauna. Amigo Felix, te echo de menos. Tú azotaste mi amor hacia lo que divulgabas.
Un 14 de marzo nacías para desaparecer ese mismo día hacia bosques vírgenes que nunca hemos divisado. Lobos, azores, ciervos, halcones, cabra montés, linces, jabalíes, anacondas, lirones caretos, zorros, águilas, erizos, cigüeñas, jinetas, búhos, alcaudones, comadrejas, perros... fueron tus consejeros. Tu esencia me impregnaba todas las noches de los viernes al calor de la estufa. Maestro, gran maestro.
Han pasado los años y te sigo admirando. Porque me enseñaste, junto a mi padre, a amar la Naturaleza, a respetarla y divulgarla.
Cuando me enteré de tu trágica desaparición mi corazón se ahogó de dolor. Un sentimiento de desconsuelo con similitudes a los sentimientos familiares.
Hoy moriste, amigo Felix, hoy naciste.
No te olvidaré nunca.

12 marzo 2010

Milana bonita

10 marzo 2010

Veo, veo...¿qué ves?

Podría comenzar esta entrada diciendo ¡qué suerte he tenido! Todo ha comenzado en una tarde muy fría e inestable. Como todos los años, he ido a mi pueblo para traerme el aceite de oliva virgen de esta cosecha. Un aceite excepcional de un color y sabor que abre las puertas de lo divino. Mi madre me ha dado de comer(oh!)y hemos charrado sólo un poco porque desde los cristales del balcón se veían los grandes copos de nieve que caía. He ido al bar que va mi padre a echar el guiñote y lo he saludado. Con rapidez porque a parte que nunca se debe molestar en medio de una partida de guiñote, seguía nevando y yo debía pasar tres puertos de montaña.
He emprendido mi viaje hacia Teruel saliendo por el tunel de Castellote que más que un tunel parecía el congelador de mi peña al final de las fiestas. ¡Qué chupones de hielo!
Hasta el puerto de montaña Sant Just nevando. Llegando ya a Teruel cual ha sido mi sorpresa que pasando por una población, como iba despacio, he visto más de quince rapaces sobrevolar el cielo. He parado en una vieja estación de tren(nunca pasó...)y me he colocado los prismáticos. Cual ha sido mi sorpresa al reconocer que esas aves eran milanos negros. He puesto más atención y he visto posados entre los chopos cabeceros a la orilla del rio Alfambra y en los cultivos¡ más de trescientos! ¡Qué belleza! Unos descansando imagino de su largo viaje de África, otros jugueteando en el cielo... Alzo la vista más arriba y además el regalo es doble: doce cigüeñas negras que han tomado altura y han desaparecido en sentido contrario al que iba yo. Es la primera vez que veo cigüeñas negras. Blancas en grandes bandadas, bastantes veces y cerca de mi casa han pasado la noche.
He llegado a mi casa y he descargado el aceite. Me siento feliz. Soy afortunado por mirar de vez en cuando hacia arriba.

07 marzo 2010

Lucky

06 marzo 2010

Live Curious

05 marzo 2010

V

NÚMERO JUGADORES:A partir de 10 ESPACIO:Amplio y entorno natural INTENSIDAD: Media-Alta: EDAD:+ 10 años APLICACIONES: Velocidad, resistencia, estrategia... MATERIAL:Ninguno
Este juego necesita para su desarrollo mucho espacio. Por lo tanto, el medio rural es fabuloso.
Es un juego de estrategias, lealtades y traiciones. Los que en un momento son aliados, después pueden ser tus adversarios.
Todo comienza haciendo dos equipos. Se esconderán y deambularán por los campos, eras, pistas y recovecos cercanos al pueblo.
Si un adversario toca en la espalda de otro con la mano antes que reaccione, queda inmovilizado. Sólo puede salvarlo otro compañero de su equipo tocándolo nuevamente.
La cuestión es que uno toque la espalda del otro antes que toquen la suya.
Quizás se vean las caras dos adversarios y... no interese “atacar”. Se van a localizar a otros rivales más débiles.
El juego comienza a tener interés cuando se elaboran estrategias de ataque y empiezan las alianzas y traiciones. Así, pueden aliarse dos contra los demás, ir uno por libre, sálvame y me alío contigo... Os podemos asegurar que del equipo original poco quedará. Gana el dúo, trío, equipo, etc. que neutralice a todos los demás jugadores.
El terreno de juego ha de quedar bien delimitado.
Los fondistas y resistentes tienen muchas posibilidades de éxito al igual que los “negociadores”.