Estos días azules

Espacio dedicado al recuerdo, al mundo natural, la educación...Lugar sereno.

14 marzo 2010

Mi amigo Felix Rodríguez de la Fuente


Siempre te recuerdo. Emigraste hace treinta inviernos un día como hoy. Como a tí te gustaba, al lado del sol y el cielo azul. Cerca de montañas y fauna. Amigo Felix, te echo de menos. Tú azotaste mi amor hacia lo que divulgabas.
Un 14 de marzo nacías para desaparecer ese mismo día hacia bosques vírgenes que nunca hemos divisado. Lobos, azores, ciervos, halcones, cabra montés, linces, jabalíes, anacondas, lirones caretos, zorros, águilas, erizos, cigüeñas, jinetas, búhos, alcaudones, comadrejas, perros... fueron tus consejeros. Tu esencia me impregnaba todas las noches de los viernes al calor de la estufa. Maestro, gran maestro.
Han pasado los años y te sigo admirando. Porque me enseñaste, junto a mi padre, a amar la Naturaleza, a respetarla y divulgarla.
Cuando me enteré de tu trágica desaparición mi corazón se ahogó de dolor. Un sentimiento de desconsuelo con similitudes a los sentimientos familiares.
Hoy moriste, amigo Felix, hoy naciste.
No te olvidaré nunca.

4 comentarios:

Precioso, de verdad.

No sé si leíste el artículo de El País del sábado pasado. Por si acaso, lo enlazo aquí, junto a tu texto:

Hablando con lobos

Besets
 
Gracias Majo, no lo había leído el artículo y es una manera de completar el post. Y como dice... "Imposible olvidar el impacto emocional en España de aquel accidente de avioneta."
 
Que buen articulo dio gusto leer tan expresivas palabras y reconocer tan verdadero sentimiento.
 
Gracias por tus palabras buenas.
 

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Estos días azules.Gracias por tu comentario y feliz día.