Estos días azules

Espacio dedicado al recuerdo, al mundo natural, la educación...Lugar sereno.

15 octubre 2010

Súbeme

Subir a veces se hace difícil. Ascender entre piedras y niebla duele. No puedes, te resistes al sufrimiento. Quieres desistir, bajar, olvidar. En ese momento aparecen los rescatadores, los ángeles de la guarda que te guían, vigilan y convencen para que no decaigas. Pacientes, constantes, sonrientes, amables y testarudos, te obligan amablemente a subir. ¡Venga, vamos, ya queda poco...! Me protegen, se quedan conmigo y dejan al grupo avanzar. No les importa la marca. Sólo que yo suba. ¡Cómo insisten! ¡Y se quedan! ¡Y animan contando chistes! El valle se va dibujando más lejos y la cima con carboncillo grueso la veo espesa. Subo con ellos, gracias a ellos y supongo que porque yo también quise. Esa espera ha sido el éxito mío. Gracias amigos por no avanzar. Gracias por ayudarme a llegar. A llegar arriba, donde las aves vuelan majestuosas debajo. Donde sólo firman unos pocos. Mi ilusión quiero compartirla con esos pasos lentos y cansinos que me esperaban. Mi felicidad, vuestra espera. Gracias a todos y en especial a Pedro y Bienve.

1 comentarios:

Nos empujan y empujamos. En eso consiste la vida. En querer y dejarse querer. Esforzarse, disfrutar, y sobreVIVIR. Buscar nuestra particular línea de meta, y compartir los logros con la gente que apreciamos. La vida y el compañerismo existen a la altura del mar, pero el esfuerzo a veces lo constituye subir un simple escalón. Lo importante no es el ascenso, sino lo que se aprende con él.
 

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Estos días azules.Gracias por tu comentario y feliz día.