Estos días azules

Espacio dedicado al recuerdo, al mundo natural, la educación...Lugar sereno.

29 enero 2011

Una escuela con 50 años de historia

Al siguiente fin de semana de San Antón (enero) se celebra en Castellote San Macario. Es una fiesta invernal bajo una enorme hoguera. Entre el sábado y el domingo transcurren actividades y actos muy diversos: bandeo de campanas, cena popular alrededor de la hoguera, dulzaineros, canto de albadas en la ermita de San Macario, subasta de productos ofrecidos al Santo, danza para vestir el palo, juegos populares, Santa misa y reparto de pan bendito, chocolatada y exposiciones.
En esta edición ha habido una exposición titulada "El Colegio Público Agustín Plana Sancho cumple 50 años" realizada y organizada por la escuela (en toda su extensión). Una muestra de un pasado no tan lejano. Fotografías de antiguos alumnos, trabajos realizados por ellos, libros de mediados del siglo XX y con más edad, mapas antiguos, globos terráqueos de escayola, plumieres, ábacos, huchas de cerámica y muchos objetos más.
Exposición imagino de recuerdos.
Yo formé parte de esa escuela de Castellote. Estudié Párvulos y la Educación General Básica antes de irme internado a Teruel para comenzar el BUP (Bachillerato Unificado Polivalente).
Tuve en mis primeras edades varias señoritas pero mis maestros de siempre fueron Doña Lola, Don José Luis y Don Agustín.
Mis maestros.
Enhorabuena por esos brillantes 50 años que cumples hoy, querida escuela. Felicidades a los organizadores de este evento. Que la escuela de Castellote cumpla muchos años más.


Ahora participo yo en los recuerdos con esta fotografía. ¿Os reconocéis? (Haz clic en la fotografía para agrandar)

23 enero 2011

Bajo cero

¿Creías que no llegaría? ¿Cual ha sido el tema de conversación en los ascensores estos días?. ¿La crisis?. ¡No, el frío!
 ¡Por fin!. Como las rebajas de El Corte Inglés o "ya es primavera en..." ha llegado. Este año, ha sido un poco más perezoso en mostrarse pero ha aterrizado. Para ambientar a San Fabián y San Sebastián y San Macario. No nos preocupemos que va para largo. A tope la calefacción, a abrigarse y a andar "deprisica". Coches tapados con mantas de cartón entre cristales, charcos de hielo y gorros de lana. 
¡Jodo, Floro!.¡Qué frío...! Pues que te esperabas. 
La verdad que últimamente jugamos al despiste. Me paseo por la ciudad y veo terrazas y más terrazas de bares y cafeterías. Mesas y sillas bajo cero, bajo mínimos. Pero aguantan. Eso hace que me confunda. Que piense que no estoy en invierno y...saber en cambio que todavía me espera el mes más frío: febrero.

15 enero 2011

Veo, veo... ¿Qué ves?

09 enero 2011

CFB o FCB







               CFB = Capacidades Físicas Básicas


                           FCB = Fútbol Club Barcelona


El orden de los sumandos no altera la suma o el orden de los factores no altera el producto.

06 enero 2011

Melchor, Gaspar y Baltasar

Niños de ilusión e inocencia. Sonrisas, nervios y ansiedades. Sueños acariciados por el asombro de qué me habrán traído. Verdad absoluta. Reyes que no mienten, son sinceros, fieles y constantes. Sólo esperan el misterio, su encuentro, su luz. Ellos, han llegado por fin. De muchas formas y en muchos lugares. Son tres, tres Reyes que me hacen vibrar. Porque producen cosquilleo por mi piel y me vuelven pandereta y sonajero. Mis queridos Reyes Magos de Oriente: Melchor, Gaspar y Baltasar. Venidos de tierras lejanas y destinados a pueblos y ciudades por igual.
Quiero volver a ser un niño. Creo y quiero a sus Majestades, los Reyes Magos de Oriente.

05 enero 2011

Propósitos temporales

Abatido, dolorido y agónico se derrumbó 2010. Lejos de él quedaron los primeros meses de bienvenida y cordialidad. Marchito y cansado, no queda nada de su existencia. Sólo en almanaques resquebrajados por manos invisibles que le han dado el paseo de la muerte.
Aunque 2010 continúe en la mente, se marchó. A pesar que ya forma parte del hilo conductor de nuestras vivencias, sentimientos y hechos, sólo es recuerdo fugaz. Se evaporó en el tiempo. Allá quedó todo: el deseo, el odio, los momentos felices, la desesperación, el encuentro, la fatalidad, la mirada, el aprendizaje, la alegría, el susto, el amor, la amistad, el desengaño, la vida y la muerte.
Pronto sustituimos al destronado. Llegó otro año, otro chulo apodado 2011. Y nosotros, como autómatas, volvemos a venerarlo en la cima de la montaña. Hacemos conjuros y bebemos pócimas para que sea buen año. Todos los deseos se despiertan en el momento que las ninfas bellas y delicadas salen de sus bosques para brindarnos el nuevo año, el nuevo tiempo que nos toca vivir. Y nosotros, desde tiempos inmemoriales, accedemos a sus peticiones con júbilo y gozo.
Siempre creyendo, suponiendo que agarrándonos a pasos temporales mejoraremos nuestra humilde condición humana. Y es hoy tiempo de nuevos propósitos. Es la hora de alzar mensajes victoriosos. Todo ello lo marca una ridícula noción temporal. Un antes y un después. Ayer no y hoy sí. Porque esos ojos seductores de las ninfas del bosque bebiendo cava y comiendo la fruta de la vid en televisión, nos transportaron a otro tiempo. El año cero. El comienzo para adelgazar, aprender inglés y chino, a estudiar por correspondencia, a dejar de fumar, a no salir tanto a los bares (lugares de perdición), a estar más con los hijos, a querer a todo lo que se ha de querer, a no gritar, a estudiar con orden, ...
Y el carrusel de tierra y agua gira, gira y gira. Y llegarán pronto las primeras nieves y después las lluvias y más tarde las calores que nos recordará constantemente la televisión. Y volveremos a despedir a 2011 abatido, dolorido y agónico para destapar el flamante 2012. Así para todo la vida.
Como decía el lema de unos bombones, ¿por qué? Sencillamente, porque hoy es hoy. Hagamos las cosas para hoy, porque sí. Eso es lo que vale y perdurará por los siglos de los siglos, amén.