Estos días azules

Espacio dedicado al recuerdo, al mundo natural, la educación...Lugar sereno.

26 octubre 2011

Otoño

22 octubre 2011

Saludos desde Godella

¡Hola! Soy Joan, un amigo de José Mari y de Víctor, su hermano. Vivo en Godella, un pequeño pueblo de València, y soy, al mismo tiempo, vecino de Víctor.

Estoy esta tarde celebrando con ellos y con otros amigos el cumpleaños de Víctor. He aprovechado esta oportunidad para escribir en el blog de José Mari. Suelo entrar en "Estos días azules" y quería felicitarlo por su calidad, sencillez y calidez humana, incluso poesía. En estos tiempos difíciles, de crisis económica pero también de crisis de valores, es refrescante y estimulante encontrar personas así.

¡Ánimo y que sigan "estos días azules" por muchos años!
Joan Silvestre

19 octubre 2011

Mi carrasca

La carrasca es anciana. Agarran sus múltiples raíces tierra seca, abandonada, aburrida. Algún rayo de tormentas pasadas resquebrajó su subir. Dolorida y cansada permanece. Sus maderas se rompen, no aguantan. Carrasca fuerte de antes, habitada de vida. Ahora sólo recuerdas. Sólo esperas a que el vendaval no te arruine. Ese tronco vigoroso se desvanece, se difumina cayendo hacia el barranco. Tú, que fuiste fuerza, vigor, esplendor, carácter, furor, energía, dinamismo, pureza, rabia, personalidad, ahora te doblegas. Porque los años te obligaron a cumplir el trato. Ahora llegan entre tus hojas pequeñas, ásperas y secas y te quieren cobrar la deuda. La deuda de haber vivido mucho, mucho y además feliz y contemplativa. No perdona nadie. La ventisca, el hielo, la lluvia, el calor te reclaman. Has vivido demasiado, quieren arrancarte del calvario. ¡Resiste! Es tu deseo, tu obligación. Oh, carrasca vieja, deformada, agrietada. ¡Cuánto has vivido! ¡Cuánto queremos que vivas! Porque nos has dado mucha sombra, refugio, placer y vida. Sí, has sido madera dura, pero noble, confiable, amigable. Estás todavía, agarrada, altiva, pendiente, solitaria. Ahí, estás. Estamos contigo, vieja carrasca.

16 octubre 2011

Exposición fotográfica: 25 años por la Montaña


12 octubre 2011

El Pilar, un día.

Buen día, o por lo menos para mí. Porque hoy estoy de fiesta. Igual que tú, ¿o no?. Pero aquí, en Teruel ha salido bueno el relajo ; un día cojonudo: sol, ambiente, luz y mesas de terraza...
Buen día para llamar a los amigos y amigas. Quedar a tomar algo entre plazas, con aperitivo. Es un día de esos que te gustan, me gustan (subjetivo). Porque el trabajo santifica pero hasta cierto punto. Lo importante es tu vida, tu momento, tu espera, tu pensamiento, tu sentimiento. Aquella llamada que has de hacer (¡llama!, subjetivo), el teléfono que no quieres contestar (¡no lo cojas!). Asómate al balcón y respira, ve a tu alrededor la grandeza de vivir, de estar, de convivir. Porque este es un proyecto común. De dos, tres o varios ( multitud es demasiado). De aquellos y aquellas que se miran a los ojos, que se comunican por diversas fuentes, que se quieren. Nos necesitamos. Cada uno y una en su lugar espera noticias del otro. Y vendrán. Esa es la verdad, la verdad del hombre y la mujer. La verdad de convivir y querer subir.
Hoy para mí, es un día de esos: de decir, momento de humanidad, de ofrecer, compartir, crear, ser y vivir. Aprovechemos días de luz como hoy (subjetivo). Quizás hoy no sea tu día pero el 16 sí. Aprovecha, quédate con lo que ves, lo que te hace feliz. Lo demás, tonterías, pequeñeces.
Buen día. De verdad.
Felicidades Pilar.

08 octubre 2011

Escuela pública de todos y para todos