Estos días azules

Espacio dedicado al recuerdo, al mundo natural, la educación...Lugar sereno.

28 agosto 2013

Y lloverá

27 agosto 2013

Película completa "En el mundo, a cada rato"



"Se compone de cinco historias que abordan las cinco prioridades de UNICEF, la educación de las niñas, el desarrollo integrado en la primera infancia, la inmunización, la lucha contra el VIH/sida y la protección contra la violencia, la explotación, y la discriminación:

El secreto mejor guardado, dirigido por Patricia Ferreira y rodado en La India.
La vida efímera, dirigido por Pere Joan Ventura y rodado en Guinea Ecuatorial.
Las siete Alcantarillas, dirigido por Chus Gutiérrez y rodado en Argentina.
Hijas de Belén, dirigido por Javier Corcuera y rodado en Perú. 
Binta y la gran idea, dirigido por Javier Fesser y rodado en Senegal.

El secreto mejor guardado
Ravi es un niño huérfano que vive con su abuela en una aldea del sur de la India. Cada día recorre un largo camino hasta la escuela de otro pueblo aunque podría asistir a la de su propia aldea. Pero en su pueblo no le quieren, aunque Ravi no entiende por qué. Sólo su amiga Krishnaveni parece estar a gusto a su lado. Ravi espera con ilusión la celebración de un baile escolar. Para participar en el baile necesita un uniforme y para poder comprarlo tiene que trabajar. Ravi consigue su uniforme, pero, ese mismo día, Krishnaveni le cuenta que ella y su familia se tienen que ir del pueblo aunque ella tampoco sabe por qué.

La vida efímera
Vicenta, hija de madre española y padre guineano, regresa al país donde nació. Vuelve a Malabo, la ciudad que abandonó de niña para trabajar en el Hospital General. Apenas recuerda nada de Guinea y a través de su trabajo cotidiano descubre algunas plagas del continente africano como el paludismo, que en Guinea Ecuatorial sigue siendo la principal causa de mortandad infantil.

Las siete Alcantarillas
Maca, una niña de tres años va a contarnos por qué es feliz. Nos enseña su familia, su casa, su barrio, pero lo que ella ve no es precisamente la misma realidad que observa el espectador, la vida en la villa de Las Siete Alcantarillas no es fácil, y pronto tendrá que descubrirlo.

Hijas de Belén
Eusebia vivía con los jeberos en el interior de la selva amazónica, a los diez años, vino al barrio de Belén en la ciudad de Iquitos (Perú) con la intención de ir a la escuela. Nunca aprendió a leer y a escribir porque tuvo que trabajar desde niña. Setenta años después, ve cómo su lengua y su cultura desaparecen en el tiempo. Tres generaciones más tarde, Nancy una niña del barrio de Belén, tampoco ha podido aprender a leer y a escribir, porque tiene que trabajar todos los días para ayudar a subsistir a su familia.

Binta y la gran idea
Binta tiene siete años, vive en una preciosa aldea junto al río Casamance en el sur de Senegal y va al colegio. Su prima Soda no tiene la misma suerte. A ella no se le permite aprender las cosas que ignora de este mundo. Binta admira a su padre, un humilde pescador que, preocupado por el progreso de la humanidad, está empeñado en llevar a cabo algo que se le ha ocurrido" 


(Texto copiado del original visto en LaHiguera.net)

24 agosto 2013

Melancolía

Al final, siempre llega. Baja desde el cielo plomizo a finales del mes de agosto. Las golondrinas que embarraron aleros anuncian la llegada. Hace días que se muestran inquietas como los abejarucos. Las tardes de terraza y piscina languidecen. Las banderetas de fiestas caen agónicas de las calles de los pueblos. Las plazas quedan desiertas de coches y carritos de bebé. Porque el verano se fuga. Atrás quedarán tardes calurosas de ribera y frescas noches de huerta. Adiós a esas noches convertidas en amaneceres y a esos amores de verano. Las cosechadoras pronto apagarán máquinas y la codorniz volará. El ambiente se calma y serena para dar paso a la normalidad. Atrás quedan carreteras, plazas de pueblo, ciudades y chiringuitos. Dejamos los merenderos, avenidas y fuentes de la sierra. Ese grupo de amigos de wasap que se creo se paraliza.Todo desaparece. Volver a empezar y otra vez descubrir las rutinas diarias. La farola sigue ahí y el perro del vecino pasea a la misma hora por el mismo lugar. Ahora sí que sabremos a qué hora pardeará la tarde y el día de la semana que será mañana. La televisión ya anuncia los coleccionables y la liga de fútbol ha comenzado.Y volveremos a recordar el periodo vacacional como momentos. Momentos de pantano, montaña, mar y bar (museos y cultura también). Música alta y lectura silenciosa. Paellas gigantes y cabezudos nerviosos. Momentos de apretones y abrazos, de lloros y carcajadas. Y la golondrina se irá.
Pero volverá...