Estos días azules

Espacio dedicado al recuerdo, al mundo natural, la educación...Lugar sereno.

28 diciembre 2013

Señor invierno (Single)

Las aves de España



Santos inocentes

27 diciembre 2013

Invierno

Winter from Paul Klaver on Vimeo.

24 diciembre 2013

Si quisiera...


Si quisiera esconderme abriría una de las múltiples puertas de piedra que custodian el Maestrazgo y me cobijaría en los atardeceres de sus castillos y cerros. Si volviera a enamorarte, pasearíamos por calles empinadas bebiendo agua fresca de la fuente de la plaza. Si quisiera regalarte te sorprendería con queso y miel. Descansarías en sábanas de lino y desayunarías cerca de los nidos de golondrina. Porque aquí la magia envuelve al viajero convirtiéndolo todo en aromas de hospitalidad y afecto. Nacieron grandes mujeres y hombres. Tierra de hazañas, conquistas, amores y desengaños. Su luz, sonidos y colores impregnarán tus sentidos. Arrójate a conocer esta comarca de gente buena, personas que sólo desean vivir felices en la tierra que los vio parir y tienden sus manos a muchos otros que llegarán para no partir jamás.
            

22 diciembre 2013

Minúsculo: libélulas

21 diciembre 2013

Que la suerte te acompañe...


18 diciembre 2013

Vuelve, sal y comienza

Algún día la música que escuches te gustará tanto que mientras conduzcas con tu coche, golpearás suavemente el volante. Llegará un momento que desearás pasear por aquella calle que nunca miraste. Te levantarás de la cama habiendo dormido toda la noche de un tirón. Oirás la cafetera subir y el perfume del jabón se desprenderá de tus manos. Sonreirás con aquel anuncio de televisión después de otros dieciséis. Tus pasos por la acera serán pausados, sosegados. Despacio, calmado te girarás para observar al perro moteado. Verás puertas, papeleras y hasta escaparates. Te acordarás del color de la bufanda del maniquí que iba en bicicleta. Volverás a sonreír. Volverás.
Algún día volverás a leer el periódico descalzo en la alfombra un sábado a las nueve y diez. Regresarás estando. Los dedos acariciarán suaves aristas de la mesa y sillas del comedor. Olerás los libros de la estantería y hasta la chupa de cuero. Te encontrarás a gusto, feliz. Conversarás. 
Porque ese día llegará algún día. Desaparecerá la angustia y la luz de la ventana inundará tu rostro con calidez, despacio, muy despacio. 
No pienses más. No merece la pena. De verdad, hazme caso. Has de volver a volar, a soñar lo que eres. Porque tú lo vales. Porque algún día la amargura que sientes desaparecerá. Mientras tanto, ponte música. 

16 diciembre 2013

Nada ni nadie

Todo ha muerto. No queda nada ni nadie. Todo se fue. Los zarzales pastan las antiguas tierras fértiles. En la era sólo quedan huesos y cráneos de vaca. La tierra no la quiere nadie. Recuerdos de nada. Muere la piedra, desaparece el oficio, cae la soledad. Nostalgia. Recuerdo. Resignación. Silencio. ¿Por qué?  ¿Qué fue de ti, pastor? ¿Y el ganado que iba por la vereda? La leña se pudrió, la fuente se secó, el tejado se cayó. Nada, nadie. Se acabó.
Todavía hay quien cree, lucha y sigue. Son pocos pero duros. El cierzo no ataca, cura. ¡No nos moverán!  Auténticos artesanos, mujeres y hombres. Son los últimos que escriben campo, ganado y batalla. ¿Quién desgarró las raíces? ¿Quién dijo idos? ¿Por qué no podemos vivir entre la tierra, el agua y el cielo? 
El pueblo resiste.

15 diciembre 2013

Minúsculo: la manzana del amor

14 diciembre 2013

Naturalmente, Maestrazgo

Acecha el invierno. Diciembre protege la niebla que agarra la masada fortificada. Desde un ventanico a la izquierda de la torre los ojos profundos y sabios de una masovera observan a unos cuervos que ya se han emparejado. Graznan a una tierra que duerme todavía, sale dura, helada, ida. Esa mirada bella se acuerda por momentos de los morrones de piedra marcando el camino de las nieves y huellas de jabalí. Estandartes que con manos rudas se amasaron entre enebros y sabinas rastreras. Recuerda las esquilas cansinas del ganado fundirse en los cristales del río Alfambra. El silencio es rodeado por siluetas de caminos serpenteantes llegando al barranco de Gazulla. Las cardelinas, pardillos y verdecillos se amontonan en cardos del cabezo de la Heredad. El frío cala y la chimenea humea sacrificada. Esta tierra siente las pezuñas de la cabra montés subiendo desde el barranco del Cañadizo. El cielo azul flirtea con el alcotán que vigila nervioso mientras la nutria se zambulle en el río Pitarque con el fin de almorzar trucha. Los portillos se atolondran en guarecer al fardacho. En las piedras amontonadas después de haber despedregado el campo el hombre, aparece un mochuelo que ansía noches de agosto entre chopos cabeceros y saucedas del valle Sollavientos. Afanándose en marcar las horas el cuco por el día y el autillo de noche. Añora al melódico pinzón y hasta al desentonado triguero. Recuerda a la collalba gris que también tiene querencia a esos terrenos como él. Piensa en el perdigacho cuando tomaba el sol  en las crestas. Se marcharon los vencejos y los alimoches y sólo aguantó la real que divisa ocres, verdes y azules. Las entrañas de esta comarca son el cordón umbilical del pino negral, el tejo y romero. Atraen al petirrojo, gato montés, halcón y paniquesa. Serenan los ganados dormitando cerca de un azarollo y velan las noches junto a los contingentes de piedras. La tierra nace libre y virgen. Quiero miradas como la masovera, miradas que se pierdan en el horizonte natural coloreado por cebadas, trigos y una higuera. Que sólo se oiga al silencio desde castillos templarios para que gire la armonía turística y nos deleitemos con la belleza. Porque nos merecemos una tierra respetada y protegida, la tierra soñada. Naturalmente, Maestrazgo.
#maestrazgocreativo

06 diciembre 2013

Día de la Constitución Española



HAZ "CLIC" EN LA IMAGEN

05 diciembre 2013