Estos días azules

Espacio dedicado al recuerdo, al mundo natural, la educación...Lugar sereno.

16 diciembre 2013

Nada ni nadie

Todo ha muerto. No queda nada ni nadie. Todo se fue. Los zarzales pastan las antiguas tierras fértiles. En la era sólo quedan huesos y cráneos de vaca. La tierra no la quiere nadie. Recuerdos de nada. Muere la piedra, desaparece el oficio, cae la soledad. Nostalgia. Recuerdo. Resignación. Silencio. ¿Por qué?  ¿Qué fue de ti, pastor? ¿Y el ganado que iba por la vereda? La leña se pudrió, la fuente se secó, el tejado se cayó. Nada, nadie. Se acabó.
Todavía hay quien cree, lucha y sigue. Son pocos pero duros. El cierzo no ataca, cura. ¡No nos moverán!  Auténticos artesanos, mujeres y hombres. Son los últimos que escriben campo, ganado y batalla. ¿Quién desgarró las raíces? ¿Quién dijo idos? ¿Por qué no podemos vivir entre la tierra, el agua y el cielo? 
El pueblo resiste.

1 comentarios:

Muy bueno José Mª, como todo lo que escribes.
 

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Estos días azules.Gracias por tu comentario y feliz día.