Estos días azules

Espacio dedicado al recuerdo, al mundo natural, la educación...Lugar sereno.

24 noviembre 2014

Haciendo escuela...

23 noviembre 2014

Delitos tecnológicos: seguridad y riesgos en Internet

Os presento una página WEB Delitos tecnológicos. Seguridad y riesgos en Internet que es de gran ayuda en todo lo relacionado con las nuevas tecnologías y el uso de éstas. Tiende una mano a los padres, educadores y los menores. Creo que echarle un vistazo cuesta poco y lo que ayuda y aconseja es mucho.
Haz "clic" en la imagen para acceder al portal.


22 noviembre 2014

SEO BirdLife: votación ave del año 2015


21 noviembre 2014

Camino a la escuela





HAZ "CLIC" EN LA IMAGEN 

19 noviembre 2014

20 de noviembre: Día Universal del Niño



Uno de los derechos fundamentales de los niños es la educación. Os dejo el cortometraje de "Binta y la gran Idea" (2004). Es un corto dirigido por Javier Fesser y fue nominado al Oscar como mejor cortometraje de ficción. Esta historia forma parte de la película "En el mundo a cada rato" que también os la presento íntegra.
"En el mundo a cada rato", es una esperanzadora mirada sobre los derechos de los niños y las niñas. A través de historias protagonizadas por niños y niñas, cinco directores muestran su visión de las cinco prioridades por las que UNICEF trabaja en todo el mundo.  Ha sido rodada en Senegal, Perú, la India, Guinea Ecuatorial y Argentina.
Los cinco directores que participaron de este proyecto: Patricia Ferreira, Pere Joan Ventura, Chus Gutiérrez, Javier Corcuera y Javier Fesser ofrecen una película hecha con todo el cariño que desprenden sus protagonistas, niños y niñas como Ravi, Maca, Nancy y Binta, que nos demuestran que la vida merece la pena, pero mucho más luchar por construir, entre todos, un mundo más justo y solidario.
El objetivo de "En el mundo a cada rato" es contribuir desde el cine a una mayor sensibilización sobre los problemas de la infancia y sobre el trabajo que UNICEF está llevando a cabo en 160 países del mundo para que los derechos de los niños y las niñas sean respetados.
"En el mundo a cada rato" simboliza cómo en la actualidad y en tiempo real conocemos situaciones donde los derechos de los niños se ven vulnerados, y todo es mucho más cercano de lo que imaginamos. Nos toca muy de cerca. Seguramente, después de ver la película, la mayoría de los espectadores sentirán la responsabilidad y la necesidad de ayudar de alguna manera. (UNICEF)


HAZ CLIC EN EL TÍTULO PARA VER EL CORTO  BINTA Y LA GRAN IDEA 

HAZ CLIC PARA VER LA PELÍCULA EN EL MUNDO A CADA RATO

16 noviembre 2014

Jolines...

15 noviembre 2014

Concentrarse en la era de la distracción


26 octubre 2014

10 cosas que nos enseñan los niños


18 septiembre 2014

XIII Marcha y Carrera por Montaña Aragón Sur





09 septiembre 2014

Os deseo un feliz comienzo de curso


29 agosto 2014

Invierte en felicidad: ven a la educación pública

26 agosto 2014

JueduLand

Como pronto comenzará el nuevo curso escolar 2014-2015, para abrir boca, os presento un portal con multitud de juegos educativos interactivos en línea, para todas las edades y áreas de aprendizaje. Material muy aconsejable para docentes, padres y alumnos que descubren poco a poco y sin prisas. Esta recopilación de recursos es obra de Antonio Ángel Ruiz Molino. Haz "clic" en la imagen para entrar.


25 agosto 2014

25 de agosto de 2014


"El arte de vivir está en saber ver lo favorable" (Doménico Cieri)

12 agosto 2014

La montaña

                                                                                                                 (Fotografía de Víctor Martínez)

     La montaña se pasea silenciosamente por Castellote. Su enorme bufanda de gruesas lanas protege las tejas del cierzo invernal. Ella siempre tuvo querencia por estos territorios emplazados, de juglares y trotamundos llegados desde el mar que origi los tiempos. Apego quizás porque el pueblo viene de muy atrás, de los tiempos de conquistas, caballeros, dragones y damas.
La montaña y Castellote se complementan en fortaleza, grandeza y verdad. Sus rocas inertes y pausadas siempre vigilan lo que sucede abajo, sujetando el cielo azulado, observando con alas de águila y ojos de niño nuestro pasado, presente y futuro. Sus guijarros y rocas agrietadas han visto el paso de un tiempo inevitable y fugaz. Un castillo templario, casi inexpugnable, se dibuja en lo alto presidiendo los cuatro puntos cardinales.
Nos acostumbramos con facilidad a la montaña. Nos sentimos seguros cuando nos acurruca en las noches de frío y soledad. Alzamos la vista y a está.
En  los amaneceres se perfuma de tomillo y romero. Cuando llegan los traviesos vientos del sur, desprende su aroma por todo el pueblo y da paso a la cabra montés y al buitre leonado. Las chovas piquirrojas graznan en las cárcavas de un Llovedor llorón. En las noches de verano se cubre en un manto de miles de estrellas y como almohada, la luna llena que le mece y duerme.
Al atardecer en el mes de  septiembre, cuando los gorriones se alborotan en el olmo de la barbacana, se muestra melancólica y con luces lidas. Recuerda que sus entrañas fueron excavadas una vez para hacer un túnel y el dolor que sintió sirvió para abrir un camino de futuro, una puerta al mundo exterior. Fue donante de rocas para salvar el progreso.
Cómo sonríe el sábado de Pascua cuando oye serenatas de guitarra y bandurria. Las voces hermosas y potentes suben hasta su alcoba. Quizás algún año le canten.
Montaña que desciendes hasta las aguas cristalinas del pantano de Santolea, piedras pardas y rojizas que guardáis tantos secretos nunca hallados. Dices que te diga y digo que eres misteriosa porque nunca desvelaste el secreto que mejor guardas, la amistad. Compartes lo que eres: acoges el calor del sol de invierno en el puntal y la pequeña sombra del enebro en verano, otorgas inagotable agua y frescura en enormes paredones. Siempre dejaste pasear por ti a todos sin distinciones ni reservas, porque tú eres eterna, libre y sin barreras.
En  tus  alturas  somos  seres  diminutos que  soñamos, te  susurramos nuestros fracasos, te gritamos nuestros deseos y escondemos los miedos. Porque custodias cofres de alegría, ilusión, tristeza, amor, desengaño, arrepentimient y esperanza. Los introduces en las grietas de tus rocas y duermen allí por los siglos.
¿Recuerdas que de niños jugábamos a ser héroes, a construir campamentos? Te recorríamos en busca de poleo y té . Ahora te vemos con el mismo respeto y más añoranza. Estás con nosotros e imaginamos que todas las noches, cuando Castellote duerme, bajas hasta el Caballón.


                                                                       (Colaboración programa de fiestas, Castellote 2014)

01 agosto 2014

Caras (monólogo)


Cara amanecer para las noches de verano. Cara hojarasca para el otoño. Cara sonrisa para alternar. ¡Joder, ya no sé ni lo que digo! (pausa)
Me acuerdo ahora que la luz de la cocina la he dejado encendida. Siempre me ocurre cuando tengo prisas. Si no tuviera cocina, quizás no tendría ese problema. 
No sé que cara ponerme hoy. (Sonríe)Ayer me puse la cara sonrisa .(Se pone serio) No, no me la pongo porque está muy vista y quiero ser exclusivo y original. ¿Qué podemos sacar del perchero? . La verdad, que este careto de mierda asusta a cualquiera. Ponerse la cara tenía que ser como el quita y pon de los calzoncillos o braguitas (pausa)
Por mi apartamento , cada quince días, aparecen llamando a la puerta vendedores de enciclopedias  (Grita)¿Os figuráis que vendieran caras? ¡Señor, señora.. le presentamos la última moda en  caras. Nuestra especialidad, las mil facciones! ¡Mire, mire, nuestro muestrario! Además, le regalamos una percha para que no se arruguen cuando por la noche las deje para el día siguiente (pausa)
Mierda, el café ya estará por toda la cocinilla desparramado. Si me preocupará más de las cosas importantes... (silencio). ¿Qué decía?. ¡Ah, sí!, de la venta ambulante. Lo que más me jode del tema es que yo me sincero. Tengo que colocarme todos los días una mascarilla para actuar en este escenario tan grande y horrible llamado vida. Ésto, es únicamente un ensayo de mierda (pausa)
(Irritado) Me tenía que haber llamado Lola para arreglarme los papeles del juicio. (Irónico)¡Qué cabronada! Sí, no se preocupe, no pasará nada, usted no tuvo la culpa... ¡Y un huevo! Podrían rellenar una instancia para vendedores ambulantes de caras al por mayor. 
Siempre quedando bien. No discutiendo. Sonrisita por aquí, sonrisita por allá. Hemos aprendido bien la lección todos... ¡Hasta yo! Ahora que estoy solo, soy yo. Ante un espejo que me mira y no habla. Pero cuando salga... Todos los días al levantarme he de imaginar la cara del día. ¡Qué difícil y aburrido es! Día tras día, año tras año, siempre arreglándote para los demás (silencio). 
Como hoy me sale de las pelotas, me pondré el careto que me de la gana. Si me siento jodido, pues... jodido iré. Si estoy ufano... así estaré. Ya vale porque no aguanto más. 
Me aprisiona todo y ... ¡es tan difícil!, hay que responder ante tantas situaciones diarias. ¡Tantas tapaderas que poner a la olla! (pausa). 
Me gustaría adivinar lo que piensan las gentes cuando se miran al espejo, cuando se afeitan o se depilan las piernas. ¿Seré raro? Quizás rice el rizo y no hay que ponerse tan transcendental. Creo que en esta vida hay más artistas de los que se imagina uno. Los llamo artistas porque actúan para los demás. 
Si fuera de otra manera, si no pensara tanto...(pausa) ¡Cómo me gustaría inyectarme una dosis de naturalidad! Cambiaría todo mi escenario. Quizás algún científico loco la invente. Cosas más difíciles se han hecho. Ahora bien, también tendrían que inventar otra vacuna de comprensión. Hay que comprender a los demás, a mi. Saberme soportar cuando estoy encabronado. Reír conmigo cuando sea necesario...Mientras no haya esa comprensión comprometida, será muy difícil que el pinchazo de naturalidad haga efecto (pausa). 
Los animales de esto saben un rato.Tengo una gata que es la mar de natural: cuando está nerviosa, araña los sillones. Cuando está en celo... ¡joder! que posturas pone. Así teníamos que ser nosotros: naturales porque de la naturaleza venimos. 
¡Tantas veces me he preguntado qué o quién me ha enseñado a actuar! Ser zorro viejo muchas veces lo único que te trae son problemas. ¡Bendita inocencia! ¡Qué gusto el poder elegir y descaradamente añadir: ésto no me gusta, mamá! (pausa). 
Tengo que pasarme por la caja y cancelar la tarjeta.

31 julio 2014

Las fiestas de los pueblos


Felicidades, Blanca.

30 julio 2014

STOP evasión y elusión fiscal

24 julio 2014

Las Maestras de la República (premio Goya 2014 a la mejor película documental)

20 julio 2014

El pantano de Santolea

16 julio 2014

Innuendo

09 julio 2014

Deberes para el verano


08 julio 2014

El maestro rural



                                                                                                  (Mi abuelo Víctor y sus alumnos en Fuentes Calientes)

A continuación os presento el discurso que ofreció mi abuelo Víctor dentro de la apertura del curso escolar 1962-1963. Para quien no lo sepa, añadir que mi abuelo fue maestro, un gran maestro y que su lucha se centró siempre en la ayuda al prójimo, la educación, la vocación por enseñar y colaborar en el desarrollo de un mundo más hermoso, humanista y avanzado.

"El Maestro rural"

"Excmo. Señor Gobernador Civil, ilustres autoridades y jerarquías, queridos jefes y estimados compañeros:
Lamento que el azar de las circunstancias, me hayan colocado en la oportunidad de intervenir en un acto oficial al que asiste un distinguido auditorio, que contrasta con la rudeza del ambiente rural en que vivo, por cuya razón, temo que les defraude la pobreza de mis conceptos y la tosquedad de mis palabras. Todo ello enmarcado en la solemnidad de la apertura del curso escolar 1962-63.
Un nuevo curso escolar, significa una nueva serie de buenos propósitos y fundadas esperanzas para sus realizadores los maestros. 
Supone, reposición de planes de enseñanza, nuevas realizaciones didácticas, cambio distributivo de materias y ejercicios, tácticas experimentales, reposición de material, todo en búsqueda del éxito del alumno y de la escuela.
Como el que no dice nada, el exponente os puede hablar de 45 cursos escolares, condición mínima que a todos mis compañeros os deseo. Pero mi tema no es ese. ¿De qué os puede hablar un maestro jubilado rural? ¿Del presente...? Sería un equívoco demostrable. ¿Del futuro...? Es una quimera. ¿Del pretérito? Es una realidad. Los ancianos sólo podemos vivir del recuerdo. 
¿Y cómo se presenta el pasado, ante mi imaginación caduca? Borroso y diluido por el tiempo, con vértices suaves que tienden a  eliminar mi propia fisonomía espiritual y física.
Sin embargo, quedan huellas indelebles en el camino de la vida profesional y a ellas me remito con todo el bagaje de mi experiencia, por si les puede servir de algún provecho a los maestros jóvenes, que me escucháis, aunque me temo, pase como en la fábula del "gorrión y sus hijos". Dice así: si veis que un hombre se agacha a coger una piedra, volar; y uno de sus hijos le contesta: "madre, y si la lleva escondida...
Joven maestro, maestro rural; parto de la idea, que para cumplir tu misión educadora te servirá mejor el idealismo de Don Quijote que no las alforjas de Sancho Panza. Tu misión es de apostolado, de entrega absoluta a los derechos inalienables del niño, que reclama con insistencia el fervor de tu vocación profesional en beneficio de una sociedad más culta y humana.
Estoy seguro, que si lo haces así, te sentirás feliz al ser dueño del alma del niño puramente angélica, y presta a respirar el aroma de las violetas que llevas prendidas en tu corazón de maestro.
Todo por tus niños, fundiendo tu corazón y los tuyos en el teorema eterno, de Dios, Patria y familia.
Esta situación vocacional tuya, me recuerda el pensamiento que le dirige Séneca a su discípulo Lucilio: "yo te he criado, te he educado y te he enseñado, como el labrador cuida a su árbol, Lucilio, yo te reivindico para mi, pues eres fruto de mi obra".
Joven maestro, maestro rural, los éxitos profesionales que te esperan por los pueblos del área nacional son seguros, si los consiente tu vocación; pero has de tener en cuenta, que la vocación por si sola, no es bastante para triunfar. Existen en el ejercicio de tu profesión una serie de factores imponderables, que según los practiques, dependerán los éxitos de tu carrera. A este respecto, permíteme que te exponga algunos consejos al estilo de Don Quijote a Sancho para ser Gobernador de la Ínsula Barataria: primeramente ¡oh hijo, has de temer a Dios. No has de hablar mal del pueblo, aunque no te guste, pues si lo haces, te crearás un motivo de adversión y antipatía. Debes de emplear, sin llegar a la bajeza, y dentro de la dignidad de tu cargo, cierta diplomacia con las Autoridades y personas de relieve local, generalmente la masa del pueblo, habla por boca de ganso. o sea, por la de sus guías. Tienes que mostrarte afable con las gentes del pueblo, sin descender a la llaneza o chabacanería. Debes hacer visitas a los padres  de tus alumnos, pues aparte de que las gentes sencillas, las agradecen mucho, establecerás las relaciones lógicas que debe haber entre Escuela y familia.
Debes establecer estrecha relación con el Sacerdote; ya que los dos desempeñáis carreras de apostolado y entre los dos formáis el complejo moral, intelectual y religioso de la localidad. Tu conducta ha de ser modelo. pues has de comprender que mil ojos de padres y alumnos a todas horas te están mirando.
Y aún con todas estas virtudes sociales y profesionales surgirá, sin saber porqué el padre desidente, la madre insensata, que quieren demasiado a sus hijos y les duele que sea sometido a disciplina. Claro, que estas y otras incidencias parecidas, no les harás caso cuando adolezcan de un origen justo y racional. Debes interpretarlas al estilo de nuestro Insigne Manco de Lepanto en boca de Don Quijote: "ladran los perros, mi Señor, le dice Sancho, -No hagas caso, le contesta Don Quijote: es señal de que cabalgamos".
En el amplio campo del Magisterio, todavía quedan por deshojar muchos pétalos de la margarita de la ilusión; todos ellos reunidos forman el complejo de inferioridad social que te rodea que sin razón de ser, ante casos análogos, lastiman tu propio orgullo de clase y el estímulo de superación, indirectamente repercuten en la enseñanza primaria. La única vez que Don Quijote se muestra materialista, acatando las leyes de la materia orgánica, nos dice: "Sancho amigo, tripas llevan piernas" y éste instintivamente, echa manos de las alforjas, demostrando ambos personajes la necesidad de cumplir las leyes de la materia.
Yo te invito, maestro joven, maestro rural, a que tengas fe en el destino de tu misión sagrada. Quiérase, o no; junto con el Sacerdote, formáis el germen, la levadura, la primera célula que alumbra la estructura de un cuerpo social.
Tu maestro, quiéraslo, o no; serás ante Dios y tu conciencia, un benemérito de la sociedad, un soldado distinguido de la patria ¿Qué importa, que ladren los perros, si cabalgamos!! Y has de tener presente todos los días de tu vida, que esos niños, que te entrega la Sociedad constituyen el capital más rentable que posee el tesoro de España. En tus manos queda, mide tu responsabilidad.
Joven maestro, que tu vocación añora enseñar el evangelio de la verdad, principia deshojando, la rosa de tu cariño en  bien de tu escuela y de tus niños, de tu patria, de tu Dios y de la humanidad.
He dicho."

07 julio 2014

Yo soñaba un mundo al revés

¡Por fin! Este capítulo inédito e inaudito donde el sufrido Coyote acaba con la vida del Correcaminos, me encanta. Me encanta tanto, que quiero compartirlo con vosotros. Porque ya está bien que ganen siempre los mismos, ya está bien que siempre nos cuenten cuentos con finales predecibles y manipulados. Desde la infancia nos venden una imagen bastante distorsionada de la realidad histórica y nos posicionan: los buenos y los malos. Como en las películas de vaqueros que veíamos en el internado. Siempre radiantes, poderosos los vaqueros que humillaban y destrozaban a los salvajes indios. Éstos eran los malos, como culpa,  pobres de ellos, vivir en sus tierras pacíficamente cazando búfalos. Y llegaron los conquistadores y gritábamos "¡qué se joda el indio...!". O cuando nos ponían películas de la guerra del Vietnam. Aparecían en pantalla los fornidos soldados americanos que por donde pasaban no crecía la hierba.
Yo me quedo con el poema de José Agustín Goytisolo.

EL LOBITO BUENO
Érase una vez
un lobito bueno
al que maltrataban 
todos los corderos.

Y había también
un príncipe malo,
una bruja hermosa
y un pirata honrado.

Todas estas cosas
había una vez.
Cuando yo soñaba
un mundo al revés.