Estos días azules

Espacio dedicado al recuerdo, al mundo natural, la educación...Lugar sereno.

07 julio 2014

Yo soñaba un mundo al revés

¡Por fin! Este capítulo inédito e inaudito donde el sufrido Coyote acaba con la vida del Correcaminos, me encanta. Me encanta tanto, que quiero compartirlo con vosotros. Porque ya está bien que ganen siempre los mismos, ya está bien que siempre nos cuenten cuentos con finales predecibles y manipulados. Desde la infancia nos venden una imagen bastante distorsionada de la realidad histórica y nos posicionan: los buenos y los malos. Como en las películas de vaqueros que veíamos en el internado. Siempre radiantes, poderosos los vaqueros que humillaban y destrozaban a los salvajes indios. Éstos eran los malos, como culpa,  pobres de ellos, vivir en sus tierras pacíficamente cazando búfalos. Y llegaron los conquistadores y gritábamos "¡qué se joda el indio...!". O cuando nos ponían películas de la guerra del Vietnam. Aparecían en pantalla los fornidos soldados americanos que por donde pasaban no crecía la hierba.
Yo me quedo con el poema de José Agustín Goytisolo.

EL LOBITO BUENO
Érase una vez
un lobito bueno
al que maltrataban 
todos los corderos.

Y había también
un príncipe malo,
una bruja hermosa
y un pirata honrado.

Todas estas cosas
había una vez.
Cuando yo soñaba
un mundo al revés.



 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Estos días azules.Gracias por tu comentario y feliz día.